Proceso Editorial

magis, por ser una revista arbitrada, somete todos los artículos a un riguroso proceso de evaluación que se desarrolla en varios momentos y toma entre dos y cinco meses, dependiendo de la cantidad de manuscritos recibidos. La evaluación en magis se realiza bajo la modalidad de dictamen académico por parte de pares ciegos. Los momentos son:

a) Recepción del manuscrito: una vez magis recibe el manuscrito, se envía un correo electrónico para acusar el recibo en el que se informa a los autores que ha comenzado el proceso de revisión. Para la recepción del manuscrito es imprescindible que se envíe la carta de condiciones firmada, el formato completo de datos de autor e investigación y un archivo anónimo que contenga el cuerpo del manuscrito.

b) Análisis de adecuación a las pautas formales de magis: en un segundo momento, el equipo editor revisa que el manuscrito esté acorde con los requisitos formales de preparación indicados en las normas para autores. 


c) Análisis de la pertinencia temática y de las condiciones básicas de la escritura académica: en un primer momento, el equipo editor lee el manuscrito y determina si cumple los parámetros básicos de la escritura académica y si esacorde con el campo temático de la revista. De ser así, se continúa en el proceso. De lo contrario, se escribe a los autores para indicar la razón por la que el manuscrito no es aceptado en magis.

d) Primera evaluación ciega de pares expertos: una vez el equipo editor determina que el manuscrito corresponde al campo temático de la revista y cumple los requisitos formales exigidos por esta, se inicia el proceso de evaluación bajo la modalidad de dictamen académico por parte de pares ciegos. Para este proceso, el editor pide a dos expertos de alto nivel en el tema específico del manuscrito evaluarlo de manera anónima, para que no puedan acceder a la información de los autores. Estos expertos son externos al comité
editorial y, generalmente, de países diferentes a los de los autores. El editor envía a cada par evaluador a) el manuscrito sin ninguna referencia a sus autores, b) este documento de normas de publicación y c) un formato de evaluación de acuerdo con la naturaleza del artículo (de reflexión, de investigación científica y tecnológica, y de revisión), y le asigna un plazo de dos semanas para preparar y enviar el concepto.

e) En el formato de evaluación se solicita a los pares: a) indicar el cumplimiento o no de criterios de forma y contenido, b) elaborar un concepto en el que hagan una valoración general del artículo incluyendo sugerencias, aportes, observaciones y c) recomendar la publicación o no del mismo en una escala que incluye la posibilidad de proponer la publicación con ciertas modificaciones o con modificaciones profundas (el formato de evaluación de artículos de investigación científica y tecnológica está publicado en la versión impresa y en la versión en línea). Adicionalmente, en el formato de evaluación se pregunta a los pares si están dispuestos a evaluar la nueva versión que preparen los autores de acuerdo con sus observaciones, para continuar el proceso hasta que consideren que el manuscrito puede ser publicado.

f) Preparación de segunda versión del manuscrito, a partir de las observaciones de los pares evaluadores; retiro o rechazo de los manuscritos: cuando el editor recibe los conceptos de los evaluadores expertos, prepara un documento que recoge las observaciones de los tres y elimina toda información que permita identificarlos. Este documento es enviado a los autores, y el equipo editorial define si pueden presentar una nueva versión del manuscrito atendiendo a las observaciones de los evaluadores
o si se retira del proceso. En caso de que los autores estén interesados en enviar la nueva versión para continuar en el proceso de evaluación, el editor asigna una fecha de envío de acuerdo con la profundidad de los ajustes que se deben realizar. Si los autores deciden no continuar en el proceso, el manuscrito es retirado de la base de datos de la revista y se informa a los evaluadores que no habrá nuevas versiones para su evaluación. En caso de que el manuscrito sea rechazado totalmente por los evaluadores, se informa a los autores que este será retirado e igualmente se les envían los conceptos. Debido a que parte de la política de magis se orienta a contribuir con la mejora de los procesos de escritura de los artículos, siempre los autores reciben los conceptos emitidos por los evaluadores, incluso en el caso de los manuscritos retirados o rechazados.

g) Verificación de los ajustes a la segunda versión, por parte de los pares evaluadores: al recibir
la nueva versión del artículo, el editor la remite a los evaluadores de manera anónima, junto con la evaluación de la primera versión del manuscrito que cada experto preparó. De esta manera, cada evaluador recibe la segunda versión del manuscrito más la evaluación que realizó a la primera versión, con el fin de verificar si los ajustes sugeridos fueron tomados en cuenta por los autores. Con base en esto, cada
experto evalúa de nuevo el artículo e indica al editor si es necesario realizar más ajustes o si
considera que el artículo ya puede ser deliberado al comité editorial.

h) Preparación de la versión final y deliberación por parte del comité editorial: una vez el editor recibe los nuevos conceptos de los pares evaluadores, si los dos/tres coinciden en que el manuscrito puede ser publicado como está, se remite el artículo, los tres conceptos y el historial del manuscrito al comité editorial con el fin de analizar la rigurosidad del proceso. De este modo se procede a su aprobación o rechazo para publicación. Cuando los tres evaluadores, o alguno de ellos considera que aún es necesario realizar ajustes al manuscrito, el editor prepara un nuevo documento con las evaluaciones cuidando el anonimato de los expertos, lo envía a los autores y se repite el proceso anterior hasta que los evaluadores consideren que el manuscrito puede ser publicado.

En todas las instancias se mantiene el anonimato tanto de los autores como de los evaluadores. De este
modo se prepara la versión final.

En ocasiones, el autor o los autores envían respuestas y metaobservaciones a los comentarios de los
evaluadores para explicar o aclarar las razones por las que determinados ajustes que se sugirieron no son realizados al manuscrito. En estos casos, se establece un diálogo ciego entre el evaluador y el autor, mediado por el comité editorial, que se plantea como un espacio de discusión para deliberar sobre los ajustes. Pero, en cualquier caso, la aprobación o rechazo depende del concepto del evaluador experto. En el caso de que, a pesar de contar con tres evaluadores, los conceptos resulten muy disímiles y polémicos, se acude a un cuarto evaluador para dirimir el asunto. El proceso que se sigue es el mismo que se ha descrito.