Título de página

El control fiscal y la revisoría fiscal en las entidades públicas: frente al dictamen sobre los estados contables, ¿quién tiene la razón?

Jesús Iván Castillo

Resumen


El control fiscal y la revisoría fiscal hacen

parte de los mecanismos de control externo diseñados por

el Estado para la vigilancia de la gestión fiscal de la administración

y para el aseguramiento del buen uso y conservación

de los recursos públicos y privados, de conformidad

con las normas legales, que dadas las características y naturaleza

funcional, presentan similitudes, pero también marcadas

diferencias.

El control fiscal es una función pública, mediante la cual se

realiza vigilancia sobre la forma como las entidades manejan

los recursos públicos. Es una actividad independiente y

autónoma que tiende a asegurar los intereses generales de

la comunidad.

Por su parte, la revisoría fiscal, aunque no tiene una definición

legal, desarrolla unas funciones que permiten señalar

y resaltar su importancia, por cuanto ejerce inspección y

vigilancia de las sociedades mercantiles; se estructura con

el fin de dar seguridad a los propietarios del cumplimiento,

por parte de la administración de las entidades, de las

normas legales y estatutarias; procura una adecuada conservación

de los activos sociales y la fidelidad de los estados

financieros puestos a disposición.

Cuando estos dos mecanismos estatales de control confluyen

 

simultáneamente en un mismo ente económico del

 

sector público o privado que administra recursos públicos,

 

materializados por medio de la Contraloría General de la

 

República, para el control fiscal y el revisor fiscal, circunstancia

 

que es factible, o porque se cumplen los mandatos

 

legales para tener la figura del revisor fiscal, o porque la ley

 

que crea la entidad incorpora en la estructura orgánica esta

 

figura, se presentan situaciones problemáticas, que en ocasiones

 

se tornan contradictorias, como las diferencias de

 

opiniones frente a los estados financieros que deben dictaminar

 

en cumplimiento de sus funciones.

 

Se toman los casos concretos de cinco (5) entidades públicas

 

que forman parte del Balance General de la Nación,

 

correspondiente al año 2006, a las cuales la Contraloría

 

General de la República, en ejercicio del control fiscal,

 

practicó auditoría financiera para dictaminar sus estados

 

contables, y que simultáneamente tienen la figura del revisor

fiscal, a quien le corresponde, igualmente, dictaminar

 

los estados financieros por el mismo período, en los que se

 

encontraron diferencias en las opiniones emitidas.

 

El presente documento describe los objetivos, características,

 

importancia y metodologías de trabajo de cada uno

 

de estos mecanismos o instituciones de control, con el fin

 

de encontrar las causas de estas diferencias y concluye con

 

unas reflexiones y una propuesta para evitar situaciones

 

como las que se presentan en estas cinco (5) entidades públicas

 

analizadas y tomadas como ejemplo.


Texto completo: PDF