Publicado Jan 1, 2004



PLUMX
Google Scholar
 
Search GoogleScholar
Descargas


Cristo Rafael Figueroa Sánchez

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Resumen
América se afirma en un Barroquismo desde antes del Barroco europeo e incluso por mucho tiempo después. Una serie de características del arte pre-hispánico coinciden con el Barroco como estilo de época y como espíritu: ruptura del equilibrio y la armonía, movimiento, profusión de contrastes, ritmo tenso, integración del mundo a dimensiones divinas, etc. Henríquez Ureña señala que Latinoamérica persiste en tal forma cuando España la abandona y José Juan Arrom reafirma esta idea al referirse a cinco generaciones Barrocas entre finales del siglo XVI y la primera mitad del siglo XVIII Ahora bien, aunque el Barroco colonial tuvo una valoración positiva desde el mismo siglo XVII en el Apologético de Luis de Espinosa y Medrano, la revaloración moderna empieza con Pedro Henríquez Ureña, quien ubica a Bernardo de Balbuena como el iniciador oficial del Ba­rroco criollo al refundir en síntesis nueva el Culteranismo y Conceptismo españoles.
Keywords
References
Cómo citar
Figueroa Sánchez, C. R. (2004). Barroco Criollo Y Neobarroco: Dos especies latinoamericanas. Universitas Humanística, 25(25). Recuperado a partir de https://revistas.javeriana.edu.co/index.php/univhumanistica/article/view/10201
Sección
Horizontes

Artículos más leídos del mismo autor/a