ISSN: 2215-9959 (En línea) | ISSN: 1794-6670 (Impreso)

Música; Artes visuales y artes escénicas

Scopus | Emerging Sources Citation Index | Redalyc | EBSCO | ProQuest

La revista Cuadernos de Música, Artes Visuales y Artes Escénicas fue creada en enero de 2004 en la facultad de Artes de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Es una publicación arbitrada de periodicidad semestral que promueve el ejercicio de la investigación, la reflexión y la crítica, desde amplias perspectivas metodológicas y teóricas, estimulando el diálogo entre artistas, investigadores, estudiantes y otros públicos. En la actualidad la revista MAVAE difunde textos inéditos por convocatoria, en las categorías de investigación o reflexión, en español, inglés y portugués. 

Dossier 14-2: Arte y Transformación social      Editora invitada: Jimena Andrade   

Páginas preliminares

Editorial

Dossier

Traducción

Camilo Returns [Oneiric Record]

Javier Giraldo Moreno S, J.; David Camilo Yanguas
PDF

169 - 186

Presentación de obra artística

Iconotopía

Muros, testigos y testimonios

Henry Ramirez Soler cmf.

CONVOCATORIA ABIERTA, VOL15-2

Aire, Cuerpo y Arte

Editora invitada: Sara Regina Fonseca.

 

 

¿Qué puede significar el aire como episteme de nuestros tiempos y contextos? ¿Qué nos sugiere el concepto de cuerpos de aire? ¿Cómo materializa el arte la idea del aire como metáfora? Pensar el aire me remite de inmediato a lo transitorio, lo leve, lo amorfo, lo discontinuo, lo disperso, lo invisible, lo efímero, lo inasible. Me sugiere la imagen de algo “casi” inmaterial y “casi” vacío, donde el “casi” implica una constante precipitación. El vértigo se siente al borde del abismo, cuando vemos el vacío, pero aún no nos lanzamos. Creo que estamos transitando hacia un paradigma metafórico del aire. En esta transición, se vislumbra la paradoja y se fortalecen resistencias que defienden lo permanente, lo concreto, lo continuo, lo aprehensible.

¿Desde dónde vislumbramos el paradigma del aire? Yo diría que desde un paradigma del agua. Hablemos de danza. A partir de la década de 1970, la danza contemporánea ha ido consolidando cuerpos que se perciben en continuo movimiento, donde la fluidez de la energía y el peso sustituyen el concepto de las formas fijas. En la técnica del release, el cuerpo nunca llega completamente a un lugar. En la improvisación de contacto, los cuerpos se funden al compartir sus centros de gravedad, cambiantes siempre.

Estamos frente a la idea de cuerpos líquidos que evidencian el peso y el volumen de sus materialidades fusionadas y en continuo movimiento. Cuerpos emergidos en una época que relativiza las verdades absolutas, las grandes narrativas, las identidades nítidamente determinadas. Cuerpos que al ser más flujo que estructura comprometen su presencia con intensidad, pero sin permanencia. Tiempos que describe Zygmund Bauman como una “modernidad líquida” de mutabilidad acelerada y constante, donde el éxito depende de la agilidad para adaptarse. Una sociedad que, ante la irrupción permanente del cambio, suplanta la construcción de lazos duraderos por encuentros fugaces. Y allí habitan los cuerpos danzantes que en su fluir se amoldan a cada superficie, a cada peso, a cada textura, a cada temporalidad que encuentran en su devenir, en su cauce. Cuerpos que, en lugar de estructurarse, se friccionan, se empapan, se atraviesan.

Y como es de esperarse, cada paradigma incluye sus resistencias. La indefinición que permea esta manera de percibir el mundo es una marea incluyente donde revientan angustias. La angustia de no poder reposar la existencia sobre verdades incuestionables, de no poder contar con la eternidad de los afectos, de no poder predecir a los otros, de no poder establecer los contornos que constituyen una identidad personal o colectiva, de no poder siquiera conocernos a nosotros mismos, pues este paradigma líquido significa que no somos, sino que transcurrimos. Es otro el sentido del equilibrio y de la fuerza, y son otros los valores que nos cohesionan como sociedad. Los cuerpos danzantes se escapan de la verticalidad. El equilibrio es suspensión que desea caer, rebotar, suspender nuevamente. La fuerza es flexible. No resiste desde un lugar. Esculpe. La cohesión consiste en la escucha, en la reacción, en la transformación mutua.

Ahora pienso que estos cuerpos líquidos son también resistencia en una época en la que se precipita la evaporación. La modernidad líquida se convierte quizás en posmodernidad etérea. Disolución casi total de identidades y contornos. Disolución casi total del cuerpo mismo. De su volumen y su peso. Seguramente será otra su materialidad. Quizá virtualidad, idea, inclusive omnipresencia. ¿Cómo danzarán los cuerpos sin abrazarse, sin sostenerse? ¿Cómo serán sus vínculos? ¿Cómo se amarán en un estado que atraviesa sin friccionar, sin empapar, sin permanecer? ¿A qué llamaremos cuerpo? Ante el anuncio de una disolución casi total, quizá nos aferremos a la estabilidad del tronco, al anclaje de la raíz. Quizá resitamos por cobardía, por nostalgia, por algún instinto de supervivencia, o por una sensata consciencia de que el aire sin árbol es desierto. Quizá vengan generaciones que se lancen felizmente al vacío o que reafirmen la obviedad de que sin aire no existe el árbol.

Dejo estas inquietudes en el “aire” para que su dispersión contagie, provoque y motive diversas reflexiones alrededor del tema propuesto para este dosier. Se convocan perspectivas desde diferentes medios artísticos en los que el concepto del aire se convierte en movimiento, sonido, imagen, símbolo, textura, vibración, materia y pensamiento compartido.

>> Posibles ejes de investigación y reflexión:

 1. El aire como metáfora en el arte:

a. Representación, visibilidad e invisibilidad

b. Aire como pensamiento: experiencias de arte conceptual en música, artes visuales y artes escénicas

2. El arte y el aire como elemento natural

3. Representaciones del aire en las artes:

a. El aire como paisaje

b. El aire como peso y levedad

4. El aire como materia del arte:

a. Aire contenido, aire depositado, aire desencadenado como activadores de la producción artística

b. Aire en movimiento, soplo, silbido, viento

5. El aire como cuerpo

6. El cuerpo como aire

 

>>Descargue aquí la convocatoria

>>Revise las condiciones de presentación  

>>Regístrese y someta su artículo